“Una reivindicación desde hace décadas”

 

Valdemingomez

El pasado mes de febrero nuestro grupo municipal presentó una moción con el fin de instar al Ayuntamiento de Madrid y a la CAM a la puesta en práctica del proyecto “Residuos Zero” y al cierre de la incineradora de Valdemingómez.

Antes de llegar al Ayuntamiento siempre pensé que a un político no hay que juzgarle por lo que hace, sino por lo que pudiendo hacer no hace. Sé, por el poco tiempo que llevo en esta vorágine política que en muchas ocasiones no es fácil, pero por eso precisamente creo que lo importante es aunar fuerzas, trabajar en equipo, y también ser valientes.

Nuestra propuesta quedó rechazada, con la abstención de Ciudadanos y el Partido Popular, y los votos en contra de Somos Rivas y el PSOE. El punto de mayor conflicto era “no volver a llevar las basuras a Valdemingómez”.

No voy a engañar a nadie, claro que ese punto presenta una debilidad, pero también supone un posicionamiento de fuerza con lo que ello supone. Una debilidad porque la solución alternativa no puede ser de hoy para mañana, pero si supone poner en marcha un plan de gestión de residuos para reducir y reciclar hasta un 80%  de ellos como ha ocurrido ya en otras muchas ciudades.  Rivas Puede lo que busca es presionar para que ese cambio se haga “ ya”, algo que no se ha hecho a pesar de las reivindicaciones contra la incineradora en nuestra ciudad desde hace décadas. Reivindicar no es sólo salir con la pancarta en la foto, es también tomar una posición firme y poner en marcha todos los instrumentos y herramientas que tenemos a nuestro alcance para luchar contra ello.  Lo que no creo que sea ni ético ni coherente es que mientras se pone en marcha un plan, se busquen  soluciones alternativas que puedan perjudican aún más a nuestros vecinos y vecinas. Qué no tengamos una  solución para mañana al cierre de la incineradora,  es el mismo argumento que utilizaba Esperanza Aguirre contra IU y el PSOE en sus protestas contra la incineradora.

He estudiado los programas de todos los partidos políticos en Rivas, y en la mayoría de ellos se habla del Plan de Residuos Zero, pero sin una sola mención sobre Valdemingómez. Es un problema al que hay que darle una solución, o al menos hay que tomar un plan de actuación. Claro que no es fácil, pero la responsabilidad también pide que expongamos exactamente qué es lo que haríamos. En nuestra propuesta expusimos el no verter en Valdemingómez al no tener ninguna garantía de que no se incinerara la basura, por lo que se nos manifestó el problema de seguridad laboral de los trabajadores de Rivamadrid al verter en Alcalá. Hemos visitado el vertedero de Alcalá y hemos solicitado también un informe de los accidentes laborales que han ocurrido. Por supuesto que los trabajadores de Rivamadrid tienen todo nuestro apoyo, pero Rivas Puede no es quién ha hecho que se lleve a Alcalá los residuos, sino que se lleva vertiendo desde 2012. Yo me pregunto, ¿hasta ahora la situación no se ha denunciado? ¿no hay alternativas para solucionar esos problemas sin que ello supongo alimentar la incineradora de Valdemingómez? Estudiémoslo entonces.

Hay quién dice que si no creo que la basura de Rivas no va a ser incinerada, pues no, no creo  únicamente sobre palabras, eso es exactamente la misma duda que recorre a los vecinos/as de Rivas en su lucha por la incineradora cuando el Ayuntamiento de Madrid decía en 1995, que las emisiones de dioxinas no superaban el límite de 0,1 nanogramos por metro cúbico de humos. Decían que si no lo creíamos. (http://elpais.com/diario/1995/11/25/madrid/817302285_850215.html) Esto no es un acto de fe, es un acto de hechos que deben acreditarse, y esa es la máxima garantía.

Yo defiendo  unas ideas que trascienden un programa político concreto, y aunque mi compromiso con ese programa es ineludible, sé que no tengo la verdad absoluta, es más ni siquiera me gustaría sostenerla entre mis manos. No creo que la información haya que guardarla, o exponerla en un pleno, sino que es con el resto, con los demás compañeros de grupos políticos y con las Asociaciones  y los vecinos y vecinas, con las que uno debe trabajar y buscar de manera sincera el bien común.

Una de nuestras motivaciones para presentar esta propuesta fue la denuncia de los vecinos/as de Rivas contra el Sr. Trigueros, ex-director general de Evaluación Ambiental, acusado de prevaricación por dar la autorización sin un informe de impacto ambiental previo a la apertura de la incineradora. Para nosotros poner “voz” a estos 36 vecinos/as ya fue una verdadera victoria, perder la propuesta no supone más que trabajar con más ahínco en volver a buscar puntos de encuentro. Creemos firmemente que debemos convivir y convencer, vivir con el otro y vencer con los demás. Seguiremos luchando para conseguir el cierre de la incineradora de Valdemingómez. Por buscar soluciones entre todos y todas! Seguimos con la lucha! Sí se puede!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s